La Tercera Internacional después de Lenin

Escrito en 1928 como crítica al programa del VI congreso de la Internacional Comunista, este libro abarca todos los aspectos de su actividad: su programa, su estrategia y su táctica, su organización y los miembros de su dirección. Como el partido comunista soviético, partido dirigente de la Unión Soviética, juega un papel decisivo, en todos los aspectos, como partido principal de la Internacional Comunista, el presente trabajo incluye también una apreciación de su política interior durante el último período, el que se abre con la enfermedad y muerte de Lenin.


La revolución permanente

La teoría de la revolución permanente fue la respuesta más acabada a las posturas reformistas y de colaboración de clase del ala de derecha del movimiento obrero ruso, los mencheviques. La teoría de las dos etapas fue desarrollada por los mencheviques como su perspectiva de la Revolución Rusa. Esta teoría afirma básicamente que como las tareas de la revolución son las de la revolución nacional democrático-burguesa, no se puede cuestionar el papel dirigente de la burguesía nacional en la revolución. Por su parte, Lenin estaba de acuerdo con Trotsky en que los liberales rusos no podían llevar adelante la revolución democrático-burguesa y que esta tarea sólo la podía realizar el proletariado en una alianza con el campesino pobre. Siguiendo los pasos de Marx, quien calificó al «partido democrático» burgués como «más peligroso para los trabajadores que los antiguos liberales», Lenin explicó que la burguesía rusa, lejos de ser una aliada de los trabajadores, inevitablemente se situaría al lado de la contrarevolución.


Literatura y revolución

"El desarrollo del arte es la prueba suprema de la vitalidad e importancia de cada época.La cultura se nutre de la savia de la economía, y es necesario un excedente material para que ella crezca, se vuelva compleja y se refine". Las palabras preliminares de Trotsky a una de sus obras capitales.


Problemas de la vida cotidiana

Trotsky se planteó la tarea de crear un folleto que, en forma sumamente popular, mostrase al obrero y al campesino medio el vínculo que une algunos hechos y ciertos fenómenos de la época de transición al socialismo en relación a la familia, la religión, etc. Para ello, reunió a agitadores del Partido de Moscú para intercambiar puntos de vista. El resultado final incluye un anexo con los extractos más interesantes e importantes de los cuestionarios y de las versiones taquigráficas de aquellas reuniones.


Terrorismo y comunismo

Tras el triunfo de la revolución rusa vino el acoso imperialista. Al joven Estado Obrero se le impuso una guerra civil con la invasión de 21 ejércitos extranjeros. Vino una terrible ruina económica, entre el agotamiento, la pobreza y el hambre. En ese contexto, Karl Kautsky arremetió políticamente contra los bolcheviques acusándolos de terroristas, criticando la violencia revolucionaria y los “excesos”. En medio del acoso imperialista, León Trotsky erigió un Ejército Rojo prácticamente de la nada y emprendió la defensa militar, pero también política, de la revolución. Viajando entre los frentes de batalla, en su mítico Tren Blindado, escribió esta respuesta al renegado Kautsky.


1905

Lenin escribió que la Revolución de Octubre de 1917 nunca habría tenido lugar sin la experiencia previa de la Comuna de París, la revolución de 1905 y la revolución de febrero de 1917. Todas estas revoluciones nos proporcionan un rico tesoro de experiencia y merecen ser estudiadas minuciosamente. El presente trabajo del gran revolucionario ruso León Trotsky, presidente del Sóviet de San Petersburgo en 1905 y uno de los principales actores de este tremendo drama histórico, es con mucho la obra más importante sobre la revolución rusa de 1905.


Historia de la Comuna de París

El 18 de marzo de 1871 la clase obrera de París se rebelaba ante el intento del gobierno capitulador de Thiers de quitarle los cañones a la Guardia Nacional. Lo que empezó como un movimiento defensivo culminó ese mismo día con la toma del poder por parte del Comité Central de la Guardia Nacional y la convocatoria de elecciones a la Comuna de París. Por primera vez en la historia, la clase obrera había tomado el poder. Durante 72 días los comuneros resistieron heroicamente y se dieron a la tarea de gobernar sus propios destinos hasta ser cruelmente aplastados en sangre por la burguesía. "Mirad a la Comuna de París: ¡he ahí la dictadura del proletariado!" diría Engels. Lissagaray escribe la crónica de la Comuna como un participante y combatiente de la misma, pero uno "que no ha sido ni miembro, ni oficial, ni funcionario" de la misma. "Esta historia se debe a sus hijos, a todos los trabajadores de la tierra ... sin otra ambición que la de aclarar para la generación nueva el surco sangriento trazado por su antecesora".


La guerra civil en Francia

La guerra civil en Francia está integrada por una serie de Manifiestos del Consejo General de la Asociación Internacional de Trabajadores que van de julio de 1870 hasta mayo de 1871. Abarca los dramáticos acontecimientos de la guerra franco-prusiana, la caída del Segundo Imperio francés y el heroico episodio de la Comuna de París: el primer gobierno obrero de la historia. Durante dos meses, entre marzo y mayo de 1871, los obreros armados de París, rodeados de enemigos por todas partes, tomaron su destino en sus manos y demostraron que es posible que los trabajadores dirijan la sociedad democráticamente, sin capitalistas, banqueros ni un ejército permanente.


Página 2 de 2

© 2021 CentroMarx.